¿Engordaste desde que estás en pareja? Descubre porqué

0
331
¿Engordaste desde que estás en pareja? Descubre porqué

¿Engordaste desde que estás en pareja?

Descubre porqué

Un estudio de la Universidad de Queensland, Australia comprobó que quienes tienen relaciones estables y felices tienden a aumentar de peso.

La investigación concluye que algunas personas subieron hasta 10 kg luego de comenzar una relación estable. Entonces… ¿Si somos felices con nuestra pareja, se nos abre el apetito?

Cuando comienzan una relación, las parejas suelen salir a bares y restaurantes. Pero después de la fase de enamoramiento, viene la de acomodarse en casa y comienzan las cenas cuantiosas y los domingos y hasta sábados de películas, sofá y picoteo. ¿Qué resultado crees que producirá este escenario si se convierte en hábito?

¿Engordaste desde que estás en pareja? Descubre porqué

Otro factor determinante es dar por sentado que a quien tenemos al lado lo tenemos seguro porque nos quiere por quienes somos y no por como nos vemos físicamente.

De acuerdo a este estudio son tres etapas las que atraviesan las parejas que comienzan a subir de peso:

  1. La del relax que viene después de la del enamoramiento
  2. La de después de las discusiones y peleas
  3. y la de después del embarazo

El estudio concluyó que cuando se come en compañía se ingiere un 35% más de lo habitual, y como la alimentación se vincula también con las emociones y y está ligado a las relaciones interpersonales y estos factores se ven estimulados cuando estamos en pareja es que tendemos a comer más.
¿Engordaste desde que estás en pareja? Descubre porqué

No sólo es una cuestión de etapas de la pareja, sino que se incrementa con la convivencia.

Al cocinar para dos pueden perderse los hábitos de comida usuales como los horarios, el tipo de comida y la frecuencia y diversidad de los alimentos, por ejemplo: hay personas que no suelen cenar o que cenan temprano y que al convivir con una pareja acompañan su ritmo de vida y comienzan a seguir un patrón que no era el habitual, desoyendo a su propio cuerpo y adquiriendo nuevos hábitos para adaptarse a los de su pareja.
Las mujeres no deben olvidar las porciones reales que su cuerpo necesita. Un hombre necesita ingereir más cantidad que una mujer. En el estudio realizado, muchas mujeres declararon comer las mismas porciones que sus compañeros de vida e incluso más cantidad.

Un estudio de similares características del NCBI (Centro Nacional para la Información Biotecnológica de EE.UU.) analizó el comportamiento de más de 168 parejas casadas durante 4 años. Midieron altura, peso, nivel de satisfacción con el matrimonio, nivel de estrés y otras variables de interés y llegaron conclusiones muy parecidas.

¿Cuál es tu caso?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario aquí
Por favor coloca tu nombre aquí